Chongos vs fems

La discriminación desde adentro

Hace unos días encontré una nota en el sitio www.mirales.es que puso en palabras una idea que me viene siguiendo hace rato y que siempre tuve intención de desarrollarla en mi sitio para todas las quedatetranquilas.

La compañera española titula su nota como “lesbianas masculinas vs lesbianas femeninas” y me atrevo a rescatar algunos párrafos y compartilos con uds.

"Todas las mujeres lesbianas sabemos que en torno al concepto de “lesbiana” sigue habiendo prejuicios. Aun así, vamos logrando que estos se evaporen con el simple acto de ser visibles, pues no hay prejuicio que aguante el peso de la realidad. Sin embargo, hay una cosa que me preocupa en el camino: cuando los prejuicios los ponemos nosotras mismas."

En los parráfos siguientes relata su propia experiencia frente a estos prejuicios y nos cuenta:

"Desde que trabajo en MíraLES, me han sorprendido sobremanera las críticas a  ciertos artículos donde aparecían lesbianas más o menos guapas, o delgadas, o con falda, o tacones. Fuera de mi trabajo, también mis sentidos han tenido que leer y escuchar cosas que hubieran preferido ignorar: “Las lesbianas femeninas no son lesbianas de verdad. Son mujeres sometidas a los cánones de belleza masculinos, como muchas heterosexuales”

"Mi sorpresa ante frases como esta sólo es comparable con la que he sentido al escuchar opiniones similares pero en sentido contrario: “Las lesbianas masculinas no son lesbianas de verdad. Son mujeres que se comportan como tíos“, o “No traigas a la fiesta a esa amiga tuya tan macho, no quiero que piensen que vamos de ese rollo, ya sabes"

La pregunta entonces es, si nos indignamos tanto ante la discriminación y la falta de respeto hacia las diferencia, ¿Por qué nosotras perpetuamos estos conceptos arcaicos? 

Al fin y al cabo tanto las fems como los “chongos” lo son porque asi lo sienten, porque se sienten comodas con su manera de vestir, de hablar y de relacionarse con el mundo.

¿Por qué no dejamos de cuestionar a todo lo que no se nos parezca? ¿Por qué no podemos respetar el deseo, los sentimientos y la identidad de les demás, aunque no sea igual a la nuestra? No extendamos las prejuicios heteropatriacarles a nuestro espacio. Seamos libres y por sobre todo disfrutemos de ser quienes somos sin etiquetas ni formulas.
 

© 2018 por 4Garbarini Comunicacion