"No pareces lesbiana".

Los estereotipos que hay que romper

Para la sociedad solo existe un modelo homologado de lesbiana. Si no encajas, a los ojos del mundo entero sos heterosexual. Sos invisible. 


Hoy en día, cuando una persona se imagina una lesbiana hay de dos: 1) o se imagina a una mujer tipo de Shane de The L Word; o 2) una mujer hipersexualizada como las que ven en las películas porno. Pero la vida real no es así.


La vida real es ir a alguna fiesta o bar gay y recibir miradas y comentarios de tipo “no te creo”, “no se te nota”, “a ver, demostramelo, dale un beso” .


Si tomar las riendas tu vida después de salir del clóset es difícil, más difícil es unir la moda con la orientación sexual y que todos te vean como alien.


Muchas mujeres terminando entrando en conflicto y van dejando de lado lo que quieren ponerse para parecerse más a la mayoría. Porque esas mujeres también quieren que “se les note” para poder acercarse a otras chicas y ahorrarse el “no pareces”.


No somos ni cajitas, ni etiquetas, ni pestañas en un buscador, somos personas que estamos conformadas por diferentes gustos y sabores y es que en eso esta el secreto de la vida, en aprender a que todos tenemos algo que nos hace únicos y especiales, a que podés escuchar ColdPlay y Bad Bunny  y está todo bien.


Al fin y al cabo, la única aprobación que necesitamos viene de nosotras mismas.

Fuente: malvestida.com / Lú Almaguer

© 2018 por 4Garbarini Comunicacion