The L Word | Generation Q

Cuando a principios de año se anunció el regreso de The L Word, el mundo lésbico de +30 saltó de sus sillas. Volvía la mayor vidriera que había tenido nuestro colectivo en televisión .

10 años después de la emisión del último capítulo, luego de 6 exitosas temporadas, las actrices principales de la serie, devenidas también en productoras ejecutivas; Jennifer Beals, Katherine Moennig y Leisha Hailey, se volvieron a poner en la piel de Bette, Shane y Alice para darle vida a The L Word: Generation Q.

¿Qué cambió en una década? Mucho. La serie presenta todo el arcoíris de diversidad posible en el colectivo femenino lésbico/trans con nuevos personajes y actrices.

Sin cambiar su objetivo primario que fue mostrar la vida de las mujeres lesbianas en Los Angeles, su estilo, salidas, relaciones y problemáticas, en esta oportunidad, podemos ver historias más reales (algo que se le había criticado mucho en su primera emisión).

Reinventarse una década después para vivir esta emisión con el éxito que han conseguido (Showtime ya renovó su contrato para una segunda temporada de 10 capítulos) no ha sido fácil. Hacer borrón y cuenta nueva para revisar como es el mundo LGBTQ+ actual y volver a convertirse en la única serie de tv alrededor del mundo en la que su trama gira alrededor de un grupo de mujeres lesbianas, es para aplaudir. Tendremos tiempo de criticar sus errores, mientras tanto disfrutamos de volver a la pantalla chica para mover estructuras y seguir abriendo caminos para la participación LGBTQ+.

© 2018 por 4Garbarini Comunicacion