Hannah Gadsby: ¡Esto es stand-up!

Hannah Gadsby es una comediante australiana con más de una década de carrera haciendo stand-up. 


Es divertida, inteligente y lesbiana. Gran parte de su material gira en torno a su experiencia con la sexualidad, la homofobia y la identidad de género. 


En su más reciente especial de una hora para Netflix “Nanette”, Gadsby hace un repaso por su carrera, su comedia y su vida en general y de paso anuncia que deja la comedia. 


“Para hacer standup uno debe reírse de uno mismo, pero ¿Saben lo que significa el autodesprecio para una persona que ya vive en el margen?”, pregunta refiriéndose a ser parte de una minoría como es la comunidad LGBTQIA. “No es humildad, es humillación. Me vengo abajo para poder contar mi historia, para conseguir permiso para contar mi historia. Y simplemente no voy a seguir haciendo eso.”


Hannah, entre momentos hilarantes, muestra una furia que ya no puede contener y nos deja ver las verdaderas historias completas detrás de algunos de sus chistes. Historias que están a años luz de distancia de las risas que despiertan en sus monólogos. Historias de abusos, miedo y violencia.


Gadsby no duda por un segundo en señalar a personajes como Bill Cosby, Harvey Weinstein, Woody Allen, Roman Polanski y hasta Pablo Picasso, algunos de los famosos abusadores del espectáculo. Tampoco duda en hacer uso de sus estudios en historia del arte para demostrar sus puntos. Para explicar un poco mejor las enfermedades mentales y lo erróneo de romantizarlas en favor de la creatividad.


Nanette es un material gracioso, y mucho, pero es más revelador, impactante y emotivo de lo que uno espera. Gadsby no se reserva nada, no tiene tiempo para pensar en ser más sutil en su manera de expresarse. 


Es distinto. Es brillante, ella y su show. Un imperdible.

© 2018 por 4Garbarini Comunicacion