Jess Glyne. La otra Reina británica.

Jess saltó a la fama en 2014 gracias a su colaboración con la banda Clean Bandit en el tema 'Rather be'. A partir de ahí, encadenó una serie de canciones de éxito global como 'These days', junto a Rudimental y Macklemore, o 'Take me home' o 'Hold my hand', ambas incluidas en su primer disco, 'I cry when I laugh', del que se vendieron dos millones de copias.


A principios de año se coronaba como la artista británica femenina con más números 1 en su país. 


Admiradora de Whitney Houston y Aretha Franklin desde pequeña, Jess ha logrado cumplir su sueño de dedicarse a la música con un disco que, como explicaba a The Daily Star Sunday recientemente, esta inspirado en la dolorosa ruptura de su relación con su ex (novia).  Respecto a si es una cosa u otra, la cantante sentencia que huye de etiquetas y asegura: “Quiero poner todas las cartas sobre la mesa con este disco. Y lo último que haría es mentir. Si mi última relación ha sido una mujer ¿para qué hacer como si fuera un hombre? Cuando prestas atención a las letras comprendes realmente su significado. En una entrevista, el periodista se refería todo el rato al hombre que había inspirado este disco. Y le corregí, le dije que se estaba equivocando, que había estado saliendo con una mujer”.

  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon

© 2018 por 4Garbarini Comunicacion