Rosario. Nuestro hogar.

1/3

Por su vibrante actividad cultural y su gran diversidad de atractivos históricos y naturales, Rosario es una ciudad que se puede disfrutar en cualquier época del año. En verano, las playas fluviales y las islas del Paraná son la estrella del turismo, mientras que en los meses más fríos son ideales para los paseos culturales en museos y edificios históricos.

 

En cuanto a hoteles Rosario posee una amplia variedad que la hacen de las ciudades más versátiles al recibir turistas de todas las edades.


El alojamiento es siempre un punto a tener en cuenta si vas a visitar la ciudad en primavera, verano o durante algunos de los muchas actividades culturales e internacionales que recibe. Tené en cuenta realizar tus reservas con anticipación.


Parque Nacional a la Bandera
Es el sitio emblemático de Rosario a orillas del Paraná. Recibe el nombre por el Monumento Nacional a la Bandera. Cada 20 de Junio se celebra el Día de la Bandera con un desfile multitudinario.


Las playas, Puente Rosario-Victoria y Costa Alta
Al norte de la ciudad se puede vivir el río en todo su explendor. Las playas del Balneario La Florida o los paradores en las islas, los 600 metros del Paseo del Caminante y las incomparables vistas del puente son algunos de los puntos destacados de este sector privilegiado de la ciudad.


Pichincha
En un pasado era un barrio prostibulario, desde los 90 es considerado un Barrio de culto. Lugar de nacimiento de Alberto Olmedo, en el barrio se instalaron numerosos bares y restaurantes de alto nivel que junto a las ferias de artesanos y anticuarios transformaron el antiguo barrio en un centro de la cultura bohemia de la ciudad.


Recorrido arquitectónico y urbanístico
La ciudad cuenta con un patrimonio arquitectónico y urbanístico de gran relevancia y diversidad. Algunos puntos destacables: el Palacio Fuentes, el barrio inglés, el edificio de la Antigua Aduana del Puerto y el Boluevard Oroño.

© 2018 por 4Garbarini Comunicacion