Conceptos básicos sobre 

la reproducción asistida

¿Sabés en qué diferencia hay entre inseminación y una fecundación in vitro? ¿En qué consiste el Método ROPA? Si la maternidad es una idea en la que está pensando, es importante que conozcas los tratamientos a tu alcance.

A grosso modo nuestras opciones como pareja de mujeres o mujer soltera serían:

Inseminación: es la técnica de reproducción asistida más sencilla y económica. La fecundación del óvulo se realiza directamente dentro de útero de la futura madre. El ginecólogo controla mediante una ecografía intravaginal la ovulación de la mujer que desea quedarse embarazada. Comprueba que el útero y la matriz se encuentran en buen estado y hace un seguimiento de la creación de óvulos. Cuando observa que un óvulo está lo suficientemente maduro, se induce la ovulación para que el ovario lo libere. Entonces se programa la inseminación, es decir, la introducción del semen de donante en el útero de la mujer.

Fecundación in vitro (FIV): este tratamiento es más complejo e implica la participación del equipo de laboratorio, pues la fecundación del óvulo se realiza en una incubadora. Tras un tratamiento hormonal para estimular la ovulación, se procede a extraer los óvulos mediante una punción en quirófano y una pequeña sedación. Se realiza posteriormente fecundación del óvulo con semen de donante y los biólogos observan el desarrollo embrionario para poder elegir el mejor embrión a transferir posteriormente al útero de la futura madre.

Método ROPA:  Se le conoce como la doble maternidad biológica. Se trata de una fecundación in vitro, con la diferencia que una mujer de la pareja aporta el óvulo y una vez fecundado con semen de donante, se procede a depositarlo en el útero de la otra mujer de la pareja, que llevará a cabo el embarazo. Ambas mujeres deben seguir una pauta de medicación, una para la ovulación y la otra para preparar su endometrio para recibir el embrión.

© 2018 por 4Garbarini Comunicacion